De repente, estalló en el oeste de huracán crisis financiera mundial de una manera u otra traído a un alto para muchas personas. Al parecer, a primera vista - Los precios en los almacenes para las mercancías no ha cambiado, pero sus ingresos no son suficientes! Y alguien no la suerte - la caída los menores de la reducción masiva en el mundo.

El punto es que hoy la inflación es gradual e imperceptible a simple vista, pero si usted mira a presentar una lista de todos los productos y bienes, que muestra su valor en la fecha y un par de años atrás - la diferencia se hace evidente.

Y lo que es muy doloroso hecho del ahorro percibido en las cosas más importantes y familiar. Muy difícil para madurar y sólo un pueblo de moda y con estilo para cambiar sus hábitos de vestir y los hábitos alimentarios, estilo de vida.

Lo que ofrecen los economistas y financistas? Guardar. Consumir los alimentos nacionales, el uso de ropa y zapatos patriótica, para ir en los coches nacionales y esas cosas.

Pero no estoy quieres cambiar demasiado, mango o naranja jardín de una manzana y luego lo hace la gente como yo y como muchas personas están acostumbradas a darse un capricho y seres queridos?

Es necesario, en primer lugar, cambia tu actitud y mentalidad para reconstruir. Es decir, sólo ver lo bueno en los próximos cambios. La recesión económica en el país, el mundo y en paralelo en cada cartera en particular debe ser percibido desde la perspectiva de un optimista. Como dice el refrán, no sería una bendición disfrazada.

Por lo tanto, la crisis financiera - es el momento perfecto para hacer la forma de un cuerpo coherente y clara. Hoy es el momento perfecto para deshacerse de malos hábitos, porque el alcohol se sabe que es más caro.

Durante la crisis financiera, las personas se vuelvan a evaluar sus valores en la vida y decir adiós a los errores del pasado e incluso la gente está cada vez más inteligentes y más inteligente en términos de ingresos y dinero en efectivo, respectivamente, y clasificación de sus gastos.

Pero sobre todo un sentimiento que debe prevalecer en una vida amorosa un optimista - que no guarda el dinero, y tratar de ganar más dinero, no para violar a sus necesidades, que no siempre son redundantes.

La distribución de su dinero siempre deben ser tratados de manera razonable, pero la crisis financiera sólo nos lo recuerda, aunque de una manera dura.

La crisis financiera nos lleva a buscar mejores empleos, más dinero y su lugar en la vida y esto es importante!