Oficialmente, el flirteo no está prohibido en cualquier lugar - ni en la calle o en la escuela o en el trabajo. Sin embargo, puntos de vista sobre la pregunta: "¿ligar en el trabajo?" divergen: algunos la consideran una parte integral del proceso de trabajo, que - piensa que coquetear en el trabajo simplemente inaceptable. ¿Quién tiene razón?

hombres y mujeres: comunes a todos los Flirt. Y a pesar de que legalmente no ligar, no romances de oficina no están prohibidos, muchas empresas (especialmente extranjeros) establecer sus propias restricciones sobre el mismo.
Ciertamente, hay aquellas parejas cuya relación conyugal ido apareciendo desde el trabajo (las empresas). Sin embargo, la oficina podría ser realmente un lugar casi ideal para la elección de un socio, si no la razón por la cual las personas atrapadas en ella. Tal vez, por lo tanto, primero debe preguntarse a sí mismos, apenas en su alma comienza a despertar sentimientos románticos: "¿Por lo que el valor de esta obra" ¿Voy a cambiar si las circunstancias lo pronto no saldrán de la mejor manera "?
Ligar en general no representan ningún riesgo, a menos que se utilice "medidos" y no se hace en un terreno no para el desarrollo de las consecuencias. En algunos casos, una mujer hermosa sonrisa ganadora o una mirada intrigante hombres guapos son capaces de llevar incluso algunos la buena compañía. Sin embargo, estos casos - son raras, pero sabiamente no sabía cómo coquetear todo el mundo.
¿Qué le gustaría un socio gerente o de negocios, piense en un hombre que constantemente y con todo el coqueteo, y estar en el lugar de trabajo? Opinión de la mayoría aquí no son la mejor impresión. Este personal parece ser poco fiables e irresponsables. Además, las personas están en constante coqueteo con todo el mundo, casi siempre se convierte en objeto de debate entre sus colegas.
Hay que añadir que coquetear es casi siempre contraria a la de trabajo y asuntos. Evita que el enfoque como la más coqueta, y un hombre que es el tema de ligar. Es poco probable que esto podría tener un impacto de una manera buena para la empresa.
Tal vez esto debería buscar un término medio: todos los sentimientos y las emociones son bienvenidos, pero sólo más allá del umbral de la oficina. En otras ocasiones, mejor centrar sus energías en la solución de los problemas operativos y los casos asignados.